Padua en 1 día.

Padua en 1 día.

Este viaje es parte de 10 días en Italia.

Salimos de Venecia, y camino a Roma (para ya volver a Argentina), habíamos planeado conocer Padua en 1 día. Nos levantamos temprano, para disfrutar nuestro desayuno mirando el canal, y tomamos el vaporetto hacia la Estación Santa Lucía. Desde allí hasta Padua, sólo tomó 35 minutos.

Lo importante que debes saber si vas a Padua de paso, es que en la Estación hay un guarda equipajes, o consigna. Teniendo este dato es que decidimos parar y conocer Padua en 1 día.

El cartel dice “Deposito bagagli”, y está ubicado en la pista 1, en la parte inferior derecha en la entrada principal (cerca de los baños). No está abierta las 24 horas, su horario es de 6:30 a 18hs, y cobran 5 euros el día. Buenísimo! Así pasearíamos tranquilas y sin pensar en el equipaje.

No es lejos caminar desde la estación a la Basílica, pero teniendo pocas horas, tomamos un bus  (1,30 euros) que nos dejó a metros de la Basílica de San Antonio de Padua.

La Basílica de San Antonio de Padua.

En el ingreso de la Basílica tomas un folleto de tu idioma, el cuál te va guiando por el interior de la misma. Pasas por el pilar de agua bendita, la Virgen del Pilar, el Arca del Santo, la Capilla de las Reliquias, Capilla de las Bendiciones, Penitenciaría, Capilla del Santísimo Sacaramento y el Altar Mayor.

Si quieres, también puedes conocer el Museo Antoniano y la exposición de la vida de San Antonio.

Al terminar el recorrido, pasas por la Oficina de Acogida (donde se venden objetos religiosos), y te entregan un recuerdo de tu paso por aquí, con tu nombre impreso.

Patio interior en la Basílica.

La ciudad de Padua.

Al salir de la Basílica, caminamos pocos metros por la Via Beato Luca Belludi hasta el Prato della Valle. Una plaza enorme (90.000 metros), ovalada, con una gran cantidad de estatuas que la rodean, en un característico canal.

Prato della Valle.

Luego de recorrerla y tomar algunas fotos, caminamos por la ViaUmberto I, que luego se llama Via Roma. Esta calle tiene muchos comercios y bares. También pasas por la Chiesa di Santa Maria dei Servi.

La calle cambia de nombre, Via VIII febbraio, y a tu izquierda encontrarás la Oficina de gobierno local (Comune di Padova). En la Via D. Manin, entras y te encuentras con la Piazza delle Erbe y la Piazza della Frutta, ambasunidas por el Palazzo della Ragione. En estas plazas se realiza uno de los mercados populares más grandes del país. Es una zona de bares, locales, y ambiente universitario.

A pocos metros está la Piazza dei Signori, donde se hacen celebraciones cívicas. Verás la Torre dellòrologio, en la cuál es característico el reloj astronómico de Padua.

En la Piazza della Fruta, verás la Torre degli Anziani. Si te vuelves a la Via D. Manin, haces unos metros y está la Piazza del Duomo, y la Cattedrale.

Volviendo a Via VIII febbraio, en la esquina con  Via Guglielmo Oberdan, no te pierdas de entrar a conocer el Caffè Pedrocchi . Fue fundado en el siglo XVIII, y es todo un símbolo en la ciudad.

Exterior del Caffè Pedrocchi.

Si sigues por Corso Garibaldi, y encontrarás la Cappella Scrovegni, conocida por sus frescos. Esta calle cambia a Corso del Popolo, y llegas a la estación. En el camino, encontramos restos de murallas medievales que protegían la ciudad.

En la estación hay  un piano, y quien quiera, puede tocar música en él. Así que una vez que retiramos nuestras valijas, disfrutamos un rato de hermosa música.

Mi opinión de Padua.

Sinceramente, es una ciudad que me sorprendió. La verdad es que no tenía expectativas en ella, y habíamos decidido pasar por su cercanía con Venecia, camino a Roma. Nos detuvimos bastante en la mundialmente conocida Basílica del Santo, pero al caminar sus calles, quedamos encantadas con esta ciudad.  Sus calles limpias, prolijas y tranquilas, nos regalaron una tarde hermosa, dándonos el gusto de conocer una ciudad más de tan maravilloso país.

Quizás también te interesen estas ciudades, que son parte de este viaje:

Puedes seguirme!
Facebook
Facebook
Pinterest
Pinterest
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *