Los Urbanos en Córdoba, esculturas de Antonio Seguí

Hoy te voy a contar sobre dos de mis “pasiones”: el arte y viajar, conocer. Pero es un viaje a mi propia ciudad. “Los Urbanos” en Córdoba, son esculturas del artista Antonio Seguí que se han convertido en parte del paisaje cordobés.

Pero primero… Conocemos a Antonio Seguí?

Es una pregunta y también una invitación. Si buscamos sobre este artista, obvio encontraremos toda su biografía, obras y trayectoria.

Aquí te cuento, resumido, que Antonio Seguí es un artista orgullosamente cordobés, radicado en Francia. Nació en 1934, pasó aquí su infancia, y luego de empezar (y dejar) abogacía, viajó a Madrid a formarse en pintura y escultura. Viajó y vivió en distintos lugares, hasta radicarse finalmente en Francia en 1963. Pero nunca dejó de venir a su ciudad, Córdoba.

Su carrera comenzó desde joven, y aún no termina. Ha pasado por diversos estilos como el informalismo y surrealismo; también realizó obras neo figurativas. Pero si hay algo que lo caracteriza son sus “personitas” en movimiento, con gran expresión en sus rostros y cuerpos.

Creo que la mayoría de las personas a las que les dices “Antonio Seguí”, lo primero que piensan es en estos hombres y mujeres apurados de un lado a otro. Y si son cordobeses, lo primero que te dirán es: “los urbanos!”.

Los Urbanos… quiénes son?

Los urbanos, son un grupo de esculturas situadas en la ciudad de Córdoba realizadas por Antonio Seguí. Ellas comprenden a toda una familia, pero “distribuida” en distintos puntos de la ciudad: El hombre urbano, La mujer urbana, Los niños urbanos y Voy volando. También podemos incluir al Gaucho Urbano, aunque se encuentra en las Sierras de Córdoba.

En el año 1999, el entonces intendente de la ciudad (A. Martí), encarga al artista la familia urbana, y se los ubica en lugares estratégicos de Córdoba.

La familia urbana

El Hombre Urbano se inaugura el 17 de julio de 1999, ubicado en el Nudo Vial Mitre, frente a la Estación Terminal de Autobuses de Córdoba. Es una rotonda que une los barrios Centro y Nueva Córdoba, con el tradicional y pujante barrio General Paz.

Así es que al llegar a la ciudad en autobús, puedes apreciar esta gran escultura de 12 metros de altura por 18 de ancho, construida en acero pintado.

Verás que se trata de un hombre de caminar apurado, del cual “sale de su cabeza” un tranvía, un avión, un barco, un auto y una fábrica.

La Mujer Urbana, fue inaugurada el 23 de septiembre de 1999. Ella está ubicada en el Nudo Vial 14, en el Norte de la ciudad, bastante lejos del Hombre Urbano. Es una ubicación muy transitada y visible. También realizada en acero pintado, y con 12 metros de altura.

A ella la verás también apurada, pero sin nada en su cabeza, sino saliendo de casa. De esta escultura se ha dicho e interpretado mucho más, en pleno siglo de cambio de los roles de la mujer.

El hecho es que ella también forma parte de esta familia urbana, parte de la ciudad y los cordobeses.

Imagen de Flickr: Tomada por Hanne Therkildsen

Los Niños Urbanos comienzan a ser parte de la familia el 8 de diciembre de 1999, en un parque ubicado frente al Aeropuerto Internacional de Córdoba. Como toda la familia, también miden 12 metros de altura y están realizados en acero pintado.

Verás a una niña y un niño, acompañados de su perro y un árbol. Al estar ubicados frente al Aeropuerto, quienes lleguen a Córdoba en avión, serán recibidos por estos grandes niños.

A diferencia de las esculturas del Hombre y Mujer Urbanos, ubicados en rotondas llenas de autos, tráfico y difícil acceso a ellas; Los Niños, están al alcance de todos. Es un parque que se frecuenta mucho los fines de semana, y los niños (de verdad, los cordobesitos) trepan y juegan alrededor de ellos.

Más allá de varios análisis que se han hecho y hacen sobre estas esculturas, te cuento que los urbanos o familia urbana, son parte ya del paisaje y la vida de los cordobeses.

Y siguieron los Urbanos!

Unos años después, en el 2007, se inaugura el “Gaucho Urbano”, de características similares a la familia urbana (11 metros). Pero no se ubica en la ciudad de Córdoba, sino en Potrerillos, en el Valle de Calamuchita.

El Gaucho, vestido como tal, no se ha quedado en el tiempo: lleva un celular, tarjeta de crédito y el periódico local.

Foto: La Voz

Gaucho

Los gauchos son los típicos campesinos (hombres de campo), caracterizados por su vestimenta tradicional: sombrero, pañuelo al cuello, camisa y chaleco o poncho; pantalones anchos (bombachas de gaucho), cinturón ancho y botas o alpargatas.

Y por último, en el 2017 se inauguró Voy Volando, otra de las esculturas de Antonio Seguí, pero esta vez en un interior. La obra, realizada en madera pintada, se ubica en el Hall de Ingreso del Aeropuerto Internacional Ing. Ambrosio Taravella.

Es un hombre que también va apurado (lo vemos en su paso largo, y la corbata que se vuela), pero va feliz!… Creo que es porque ya se va de viaje!

Si te interesa saber más de Antonio Seguí, no dejes de visitar su Sitio oficial: http://www.antonio-segui.com/

Si tienes Niños o trabajas con ellos, te propongo actividades para hacer con ellos en relación a estas obras de Antonio Seguí: Arte en la Escuela 

Puedes seguirme!
Facebook
Facebook
Pinterest
Pinterest
Instagram

2 opiniones en “Los Urbanos en Córdoba, esculturas de Antonio Seguí”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *